Sobre nosotros

1954 fue el año en que el novel Farmacéutico Nicolás Tuma instalaba su primer farmacia en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos: la Farmacia Tiro Federal, que se convertiría en un preciado centro de atención farmacéutica para el barrio del mismo nombre, por aquel entonces casi en los extramuros de la ciudad. *comenzó con él la historia que hoy tiene la que fue la primera cadena de farmacias de Entre Ríos.*

La atención brindada a los vecinos a toda hora del día o de la noche, sábados, domingos o feriados ya anticipaba la filosofía de trabajo que guiaba su profesión.

Algunos años más tarde transferiría la propiedad de su farmacia, la que hasta hace poco tiempo siguió usufructuando la fama de buena atención sacrificadamente construida, para finalmente desaparecer absorbida por una sociedad mutual.

1960 marcó el inicio de una nueva etapa: la instalación de una farmacia en la antípoda de la anterior: el sector más residencial de la ciudad. También aquí su accionar destacó de lo habitual, ya que tan sólo lograr que el Colegio de Farmacéuticos aprobara el nombre elegido le costó seis meses de arduos trámites y hasta algunas escaramuzas legales, por que no respondía a la "tradición" en nombres de farmacias.

ROLIRIA fue el nombre elegido y comenzó con él la historia que hoy tiene la primera cadena de farmacias de la provincia de Entre Ríos.
Conservamos no sólo el nombre, sino la tradición en innovar y ser los primeros en todo.